InicioInversiónFondos Indexados vs. Fondos de Gestión Activa: ¿Cuál Elegir para Impulsar tus...

Fondos Indexados vs. Fondos de Gestión Activa: ¿Cuál Elegir para Impulsar tus Inversiones?

Los fondos indexados y los fondos de gestión activa son dos tipos de inversión que tienen sus ventajas y desventajas. En este post, vamos a explicar qué son, cómo funcionan y cuáles son los criterios para elegir entre uno u otro. Si quieres saber más sobre estas opciones de inversión, sigue leyendo.

¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados son fondos de inversión que replican el rendimiento de un índice específico. Es decir, invierten en los mismos activos y en la misma proporción que el índice de referencia. Por ejemplo, un fondo indexado al S&P 500 tendrá las mismas 500 empresas que forman parte de este índice, y cada una tendrá el mismo peso que tiene en el índice.

El objetivo de los fondos indexados es igualar el rendimiento del índice, no superarlo. Por eso, se dice que tienen una gestión pasiva, ya que no hay un gestor que decida qué comprar o vender en función del mercado. Los fondos indexados solo ajustan su cartera cuando el índice cambia su composición o su ponderación.

¿Cuáles son las ventajas de los fondos indexados?

Bajo Coste

Al tener una gestión pasiva, los fondos indexados tienen comisiones más bajas que los fondos de gestión activa, que sí tienen un gestor que cobra por su trabajo.

Las comisiones pueden variar según el fondo, pero suelen estar entre el 0,1% y el 0,5% anual. Esto significa que si inviertes 10.000 euros en un fondo indexado con una comisión del 0,2%, solo pagarás 20 euros al año por la gestión del fondo.

Diversificación Automática

Al invertir en un índice bursátil, los fondos indexados te ofrecen una diversificación automática de tu cartera. Esto significa que no dependes del rendimiento de una sola empresa o sector, sino que te beneficias del conjunto del mercado. Además, puedes elegir entre diferentes índices según tu perfil de riesgo y tus preferencias. 

Por ejemplo, puedes invertir en un índice global, como el MSCI World, que incluye más de 1.600 empresas de 23 países; o en un índice regional, como el Euro Stoxx 50, que agrupa a las 50 empresas más grandes de la zona euro.

Seguimiento del Índice

Los fondos indexados tienen como objetivo seguir el rendimiento del índice al que están vinculados. Esto significa que si el índice sube un 10%, el fondo también lo hará; y si baja un 10%, el fondo también lo hará.

Esto puede ser una ventaja o un inconveniente, según cómo lo mires. Por un lado, te aseguras de no quedarte atrás del mercado; pero por otro lado, tampoco podrás superarlo. De hecho, los fondos indexados siempre tendrán un rendimiento ligeramente inferior al del índice, debido a las comisiones y otros costes operativos.

Fondos de gestión activa

Los fondos de gestión activa son aquellos que tienen como objetivo batir al mercado, es decir, obtener una rentabilidad superior a la de un índice de referencia o benchmark.

Para lograrlo, los gestores de estos fondos realizan un análisis exhaustivo de las empresas, sectores y países en los que invierten, y toman decisiones basadas en su criterio y su visión del mercado. 

Características de los fondos de gestión activa

Búsqueda de Alfa

El alfa es la medida que indica el exceso de rentabilidad que obtiene un fondo respecto a su referencia. Los gestores de fondos activos buscan generar alfa positivo, es decir, superar al mercado.

Mayor Flexibilidad

Los fondos de gestión activa no están sujetos a replicar un índice, por lo que pueden modificar su cartera con mayor frecuencia y adaptarse a los cambios del mercado.

Costos Relativamente Más Altos

La gestión activa requiere más recursos humanos y técnicos, lo que se traduce en comisiones más elevadas que las de los fondos de gestión pasiva.

Los fondos de gestión activa pueden ser una buena alternativa para los inversores que buscan una rentabilidad superior a la del mercado y que confían en el criterio y la habilidad de los gestores profesionales. Sin embargo, también implican un mayor riesgo y una mayor volatilidad, por lo que es importante elegir bien el fondo adecuado a nuestro perfil y objetivos.

Comienza la batalla: Fondos indexados frente a gestión activa

¿Qué tipo de fondo de inversión te conviene más? ¿Un fondo indexado que replica el comportamiento de un índice bursátil o un fondo de gestión activa que busca batir al mercado?

Esta es una pregunta que muchos inversores se hacen a la hora de elegir dónde poner su dinero. En este post, vamos a ver los pros y los contras de cada opción, para que puedas tomar una decisión informada.

Fondos Indexados

Los fondos indexados son aquellos que invierten en una cesta de valores que replican la composición y el rendimiento de un índice bursátil, como el IBEX 35, el S&P 500 o el MSCI World. Estos fondos tienen las siguientes ventajas y desventajas:

Pros:

Los fondos indexados tienen comisiones muy bajas, ya que no requieren de un gestor que seleccione las acciones o cambie la cartera. Esto hace que sean ideales para inversores que desean minimizar los gastos y maximizar el beneficio neto.

Al invertir en un índice, se obtiene una exposición a un gran número de empresas y sectores, lo que reduce el riesgo específico de cada valor. Además, no se necesita estar pendiente de las fluctuaciones del mercado o de las noticias de cada compañía, ya que el fondo se ajusta automáticamente a los cambios del índice.

Los fondos indexados suelen tener una rentabilidad similar o ligeramente inferior al índice que replican, lo que implica un rendimiento medio-alto a largo plazo. Además, al estar diversificados, tienen un riesgo menor que invertir en acciones individuales.

Contras:

Los fondos indexados se limitan a seguir al índice, lo que significa que no pueden aprovechar las oportunidades que surjan en el mercado o anticiparse a las tendencias. Por lo tanto, no puedes esperar un rendimiento superior al índice, sino simplemente igualarlo.

Los fondos indexados están sujetos a las variaciones del índice que replican, lo que puede implicar periodos de pérdidas si el índice cae. Además, pueden tener una mayor concentración en algunos valores o sectores que tengan más peso en el índice, lo que puede aumentar el riesgo.

Fondos de Gestión Activa

Los fondos de gestión activa son aquellos que tienen un gestor profesional que selecciona las acciones o los activos en los que invierte el fondo, con el objetivo de obtener una rentabilidad superior al mercado. Estos fondos tienen las siguientes ventajas y desventajas:

Pros:

Los fondos de gestión activa intentan batir al mercado, es decir, obtener un rendimiento mayor al del índice de referencia. Para ello, el gestor analiza el mercado y busca las mejores oportunidades de inversión, tanto en acciones como en otros activos (bonos, materias primas, divisas…).

Los fondos de gestión activa tienen más libertad para cambiar la composición y el peso de la cartera, según las condiciones del mercado y la estrategia del gestor. Esto les permite adaptarse mejor a los cambios y aprovechar las ventajas competitivas.

Contras:

Tienen comisiones y gastos más elevados que los fondos indexados, ya que hay que pagar al gestor y a su equipo por su trabajo. Esto reduce el beneficio neto del inversor y hace más difícil superar al mercado.

Mayor Riesgo de Baja Rentabilidad. Los fondos de gestión activa no siempre consiguen batir al mercado, ya que dependen de la habilidad y la suerte del gestor. De hecho, la mayoría de los fondos de gestión activa tienen una rentabilidad inferior al índice a largo plazo. Además, al estar menos diversificados, tienen un riesgo mayor que los fondos indexados.

¿Qué elijo Fondos indexados o Fondos de gestión activa?

Elige un fondo indexado si:

  • Quieres invertir a largo plazo
  • Quieres buscar una rentabilidad superior a los depósitos sin un riesgo excesivo
  • Quiere diversificar tu cartera
  • Si eres un Inversor principiante
  • Si buscas pagar menos comisiones
  • Si no tienes tiempo para investigar y seguir de cerca el mercado.

Elige un fondo de gestión activa si:

  • Si eres un Inversor con Conocimientos Previos
  • Si Eres un buscador de Oportunidades
  • Si estás dispuestos a Pagar por Investigación

Consejos para Elegir un Fondo de Gestión Activa

  • Conocimientos Previos: Para este modelo, es recomendable que el inversor tenga ciertos conocimientos y haya operado con anterioridad. No necesitas ser un genio financiero, pero un poco de experiencia ayuda.
  • Diversificación: Recuerda que es una inversión de mayor riesgo. Combínala con otros activos para no poner todos los huevos en la misma canasta.
  • Calcula las Comisiones: Estos fondos conllevan un mayor número de cambios y operaciones, lo que suele repercutir en costes extra. Asegúrate de saber cuánto pagarás.

Últimos post

Cómo crear una cartera conservadora

En el mundo de las inversiones, cada movimiento cuenta, y para aquellos que prefieren la seguridad sobre la montaña rusa de los mercados de valores,...

Cómo ahorrar dinero con el método kakebo, el sistema japonés que te hará consciente de tus gastos

Quizás te interese conocer el método kakebo, un sistema japonés que te permite ahorrar dinero y gestionar tus gastos de forma sencilla y efectiva. En este...

Hipotecas: todo lo que necesitas saber

Si estás pensando en comprar una vivienda y necesitas financiarla con una hipoteca, en este post, vamos a responder a todas las preguntas y a...

Ingresos Pasivos para Personas Ocupadas: Estrategias que No Requieren Mucho Tiempo

¿Te gustaría tener más libertad en tu vida? ¿Quieres poder viajar, dedicarte a tus pasiones y no depender de un trabajo que no te llena?...

Más vistos